“Parece un vestido pero no lo es…”

Hay prendas que te dan al ojo y ya no puedes quitártelas de la cabeza. Eso me pasó con esta falda espectacular con una abertura muy estratégica que permite andar cómodamente y con su camisola boho a juego.

Además de ser muy ponible tiene un color muy discreto como asalmonado, salpicado por lentejuelas que le dan mucho luz, sobre todo si da el sol.

Una de las ventajas de este look es que te puedes poner por separado la falda y la camisa y queda igual de chulo, con unos vaqueros por ejemplo.

¿Y qué me decís del cinturón?

Para mí, es el accesorio imprescindible para este dos piezas, y además por sus colores no estridentes sobrevive a muchos veranos boho.

Todavía queda mucho verano así que: ¡Larga vida al boho!

Bs

Falda, camisa y cinturón: “Miss June “ comprado en @lavieenrosebyshimai